Friday, May 17, 2013

TRAVIS COLLINSON






Miradas que matan.
Pum.

_______________________________________________________

Es idea general pensar que las artes se aprenden; se confunde el oficio con las artes mismas. Se piensa que "se sabe pintar, se sabe componer, se sabe proyectar", cuando se ha aprendido cualquiera de los medios necesarios para poder pensar en proyectar, pintar o componer.
No existe arte que se aprenda sino, y repito, si solamente se enseñan y aprenden los medios de hacer arte. ¡Cuántos de los pintores, maestros de la pintura contemporánea, aquellos que abrieron los caminos de la pintura de hoy y de mañana, "nada aprendieron" y, sin embargo, enseñaron!
Si se aprendieran las artes, ser artista podría ser una profesión más con título académico.
¿Es posible que sepa un artista con qué ha de hacer su nueva obra? Pueden dividirse todos los artistas en dos únicos grupos: los que saben hacer la siguiente obra y los que no saben hacerla: los primeros son artesanos, "quien hace un cesto hace cientos"; los segundos son artistas auténticos, los únicos que realmente lo son. Estos últimos, sin saber, harán su nueva obra, obra de arte.
[Existe negación hacia el artista; es bien acogido siempre el facilón artesano, sobre todo si logra que se le confunda con los artistas].
De estos grupos pueden obtenerse más subdivisiones. El primero, de los artistas puros, es incólume. Del de artesanos, "artistas" para el vulgo, nos salen dos: el de los que por temperamento anquilosado se niega a toda innovación; segundo, aquellos que aprovechan inventos de artistas para ponerlos al alcance de la masa y vivir de ello; el más abundante. En ningún medio como el artístico viven mejor los mediocres.

Aprender e inventar en arte, Alejandro de la Sota.

No comments:

Post a Comment